jueves, 3 de abril de 2008

Maldito


La disciplina sociológica crea personas malditas. Adiestrarse en las artes de la sociología crítica desilusiona, decepciona, desencanta; te hereda una duda constante con respecto a todo y un cuestionamiento incesante del discurso institucionalizado, te transformas en una especie de sociópata. Todas las cosas, en tanto hechos sociales institucionalizados, implican una oscilación que va desde lo que se muestra hacia su trasfondo y vuelve a lo primero, convertido en flecha que des-arma lo mostrado, develando lo que se oculta tras la forma discursiva.

Es por esta razón que es fundamental sopesar ciertos conceptos a tomar en cuenta a la hora de explicarse ciertos fenómenos. Tales son: Modo de Producción, Enajenación, Cosificación, Fetichismo, Lucha de Clases, Poder, Instituciones, Síntoma, Trauma, Ideología, Discriminación, Critica… Pero, lo sé, hablar de esto siempre trae problemas, no me cabe duda que no está de moda y es, para muchas personas, una discusión añeja y obsoleta. Es mejor hacerse el imbécil.

Bueno ¿entonces qué? Hablemos de fútbol, vamos a tomar hasta borrarnos, saquémonos una foto y subámosla al facebook, cómprate un IPOD, ¿tu celular no tiene cámara? entonces no sirve, ahí tienes una semana de “fiestas patrias” para celebrar, discrimina al aborigen y sobre todo al peruano clandestino, pero respeta a tu jefe, ojala trátalo de usted y háblale un tema que tu creas que es interesante para él (recuerda que él te da trabajo y el clandestino que viene del norte te lo quita); ¡fin de mes! ¿te pagaron?¿pagaste las deudas?, trata de pagarlas al día mira que Mr. Falabella sin tu paga no pasa el mes. Produce y consume, no te enfrasques en discusiones innecesarias con términos obsoletos como “lucha de clases”, “ideología dominante”, “Burguesía y Proletariado”. Todo eso ya pasó, arribamos a la “era de la información”, estamos en la globalización donde las oportunidades son iguales para todos, donde todos estamos conectados.

Pero, no hay que olvidar que, ser un esnobista social es lo sintomático del discurso ideológico que deja relucir lo desinformada que está esta actual “sociedad del conocimiento” e, irónicamente, lo analfabeta de esta “era de la información”. Los encargados de la transición social, capitalistas y burócratas, gracias a una fulera democracia representativa se han encargado de ocultar todo rastro de la lucha de clases, antes reprimida con las armas, como en la mayoría de América Latina; seduciendo e integrando a los sujetos al consumo, creándoles intereses y necesidades y, sobre todo, vigilando e infundiendo miedo. Pero esto que importa si total ahora somos libres, ya no nos amenaza el demonio rojo ni vivimos bajo una dictadura sangrienta y, por si alguien no se había enterado, la transición a la democracia ya terminó: Somos Libres!

Un pequeño detalle que casi me olvidaba. Nuestro concepto de libertad tiene que ver con la concepción burguesa de ésta. La libertad que actualmente predomina, en la globalización neoliberal, es nada menos que la libertad de poder vender o no la fuerza de trabajo –proletariado- a quienes poseen los medios de producción –burguesía-, para así, posteriormente, consumir, siempre tan libremente, lo producido. Sería permisible, entonces, referirnos a este tipo de “libertad” con otra palabra que le viene mejor: chantaje. Va, pero se me olvidaba, estos términos están ya obsoletos, hablar y leer esto es de malditos, amargados e infelices desfasados y resentidos… ¿Cuándo juega el Colo?

2 comentarios:

JuanEmilio dijo...

No te preocupes, eso que muchos llamaron "Utopia", según mi amigo Joan Manuel (primo de Joaquin, segun el mismo) dice que esta se "echo al monte", que esa Utopia, "cabalgadura, que nos vuelve gigantes en miniatura", que es "incorregible, que no tiene bastante con lo posible"....se echo al monte pero que "antes que lleguen los perros, será un buen hombre el que la encuentre y la cuide hasta que leguen mejores dias" y a no olvidar que " sin utopias, la vida sería un ensayo para la muerte"

Patricio dijo...

No te decepciones ni deprimas mira que la lucidez siempre ha sido propia de los malditos, amargados e infelices desfasados. No hay peor ciego que el que no quiere ver como dice el dicho. En cuanto a Mr Falabella, por muy duro que sea cada mes siempre guarda el "interes" por la vida, jaja. Saludos desde las galias