martes, 10 de junio de 2008

Radio Insomnio


Paso. Llamo a un comodín. Publicidad. Obra artística. Cancha, tiro y lado. Jueves, Viernes y Sábado. El eficiente está del otro lado… el productor. El viagra se refiere al deterioro (físico y de expectativas), no tiene una utilidad explicita, las encías se recogen, hasta las orejas, en fin, un montón de cosas. Después de los treinta ya no se es más joven, las mujeres se ponen más interesantes, dicen. La mejor edad es de los cincuenta para arriba, se quien soy, no controlo a mi pareja, si mira fútbol no lo interrumpo, filtro gente, se lo que me hace bien y lo que me hace mal. Alomejor se trata de vivir en plenitud, aparece en el horizonte la pregunta de cómo he vivido y en que consiste la vida. Es un momento, claro, propicio para la reflexión, vivir en plenitud y aceptarse para no ponerse amargado. Yo soy muy sensato, es una etapa estupenda, mides las rabias, los enojos, si vale la pena. ¿Si UD. Está apunto de morir mirara hacia atrás que cree que pensaría? “Me mearia de la risa y pensaría… que mierda fue toda esa payasada”. Borges, si volviera a vivir. Un solteron sabio (no podía no serlo en su condición). Un texto bien poético con cierto despecho a la vida. Yo no usé más despertador y llegué tarde a todo. Me río muchísimo, en el fondo es una terapia, las reflexiones y las imposturas son para mí. Si hasta la mejor belleza cansa… una mina es aquella que tiene compromiso, esa es una belleza que no se agota… hay mucho mito de eso. Que batalla absurda eso de tratar de ser linda, calzar en el talle, en el look, en el modo de vincularte, no tiene sentido y le echamos la culpa a los hombres. El llegó con esa tenida gris y fracasó la relación, ella le dijo no y vivió feliz para siempre. Como diría Carlitos Garcia “no fueron las pastillas… fueron los hombres de gris”