jueves, 12 de marzo de 2009

¿Quién es Caín?, ¿Quién es Abel?

"Estamos ante un hombre que sólo de tiempo en tiempo se da en una sociedad. Por eso resulta importante que a esta personalidad se la conozca y se la estudie". Estas palabras fueron pronunciadas en el homenaje que Andrés Zaldívar, hasta ayer presidente del Senado, brindo en la última sesión que él presidió completa.

Muchas ronchas sacó que Novoa (UDI) asumiera la presidencia, muchas dudas frente a la imagen de Frei (DC) entregando parte de su sueldo a la administración del gobierno militar. Las palabras de Zaldivar (DC), citadas más arriba, fueron en homenaje a Ricardo Claro, otro cómplice de la dictadura y de la implantación del modelo social actual.

¿Cómo es posible que con esta explicitad al hablar (y mucho más al actuar) la gente común, cualquier hijo de vecino, cualquier persona que se informa por cualquier medio de comunicación, tú o yo, cualquier cría nacida en esta inmunda patria, que se ha formado a punta de despropósitos y violencia (como se ha formado toda patria, por lo demás), no se de cuenta, no nos damos cuenta, que siempre el que administra el poder ha sido el mismo sujeto, la misma clase, el mismo modo de concebir la realidad: La burguesía, los explotadores, la metafísica, Platón, Descartes, Kant, el positivismo, la técnica, los patriotas o, en definitiva, el monopolio de la violencia?


Aquí el aludido frente a la ex esposa de Claro, en un claro gesto de acomodarse los bigotes.